PROYECTO EDUCATIVO

Este Documento recoge ideas y reflexiones desde la primera Propuesta Educativa (1990), el Proyecto del año 1995, y las inquietudes y experiencias de estos últimos años, evaluados en 2003 y 2010. El proyecto educativo es el instrumento que ordena todo nuestro quehacer, nos estimula a una permanente renovación y promueve mayor eficiencia pedagógica y eficacia en todos los que formamos esta Comunidad Educativa.
Este mismo proyecto nos asegura también, que estamos siendo fieles al espíritu primero que nos animó, sin dejar de estar atentos a lo que cada momento requiera.
Es fundamental por lo tanto una actitud de búsqueda y alerta permanente. El proyecto educativo plasma nuestros grandes objetivos, el tipo de hombre que queremos alcanzar, el modelo de educación y el estilo de educadores que éste compromete. Los alumnos deben ser y sentirse protagonistas, irradiando entre ellos un espíritu positivo que haga posible el logro de sus metas. La identidad con el colegio y su profunda adhesión, les dará la calidad humana y espiritual que los hará diferentes de otros, y los distinguirá con un sello propio.
Los profesores han de ser formadores que acompañen el crecimiento de sus alumnos. Se les invita a vivir su compromiso cristiano y su fe. En lo profesional se les compromete a capacitarse permanentemente y entregar lo mejor de su experiencia para mantener un buen nivel académico.

El personal no docente encontrará en este proyecto valores e ideales que den sentido profundo a su vida y a su trabajo, ya que, a través de él contribuyen a la formación de los alumnos siendo así parte importante de esta Comunidad.
Los padres, primeros responsables y primeros educadores se deben comprometer con acciones concretas, que nos ayuden a lograr nuestras metas.
Es verdad que nos confían el proceso de enseñanza y aprendizaje en los aspectos más técnicos y nosotros debemos garantizarles que éste se desarrollará con responsabilidad y calidad, pero el centro formador de valores y hábitos es la familia.
Si esta responsabilidad no se asume, el proceso de formación queda trunco.
Como Centro de Padres deben buscar, a partir de sus Estatutos mecanismos ágiles y dinámicos que atraigan el mayor número de ellos a participar y colaborar para alcanzar los objetivos propuestos como colegio.

Mira aquí el Proyecto Educativo completo

NUESTRA MISIÓN

Formar niños y jóvenes que conscientes de su dignidad como personas, valoren así a los demás y se esfuercen en el respeto a todos.
Que desarrollen sus capacidades y habilidades, se propongan metas altas y busquen su realización personal.
Que conozcan a Jesús y desde los valores del evangelio traten de construir una sociedad más justa y solidaria.

NUESTRA VISIÓN

Colegio católico, nace inspirado en los valores del evangelio y se define como colegio de Iglesia.
- Sabemos que en cada niño hay un proyecto de Dios y ése es el que quisiéramos descubrir y desarrollar.
Quisiéramos ayudarle a encontrar el sentido de su vida, a descubrir a Dios, conocerlo y comprometerse desde su fe para construir una sociedad más justa y más digna.
- Porque reconocemos la dignidad de cada niño y de cada joven, propiciamos una educación centrada en la persona, abierta a la diversidad, pero comprometida con sus ideales.
Proponemos una formación académica exigente, que haga del Colegio un espacio de investigación y creación, de estudio serio y sistemático, de fuerte exigencia para los alumnos de mayores posibilidades y de real apoyo para quienes lo necesitan.
- Esto vivido en un espacio educativo caracterizado como clima de familia, donde se vive la alegría y la sencillez, la confianza y el respeto, la libertad y la responsabilidad, y el tono cálido y afectivo en las relaciones entre todos los que formamos esta comunidad.
Colegio abierto que propicia el diálogo y la participación activa de adultos, jóvenes y niños.
(Notas Fundacionales III 1990).

 


 

 25312172 - 25348248